miércoles, 6 de febrero de 2008

Taller en otra piel, inmigración e interculturalidad.

Durante las últimas semanas se ha desarrollado en el Aula de Antropología el taller "En otra piel, inmigración e interculturalidad" dentro del programa municipal La solidaridad tarea de todos y de todas.




El motivo de esta apuesta es intentar que nuestro alumnado posea elementos para la construcción de su cosmovisión, de su ideario social, de su personalidad y de su forma de relación con el mundo, desde un punto de vista de la tolerancia, el respeto y la solidaridad con el objetivo último de la construcción de una sociedad intercultural en la que las diferentes culturas se relaciones en un plano de igualdad, sin prevalecer o absorber una a la otra. Los principales valores que se han trabajado son: Solidaridad, Tolerancia, Empatía y sobre todo Respeto.

En la última de las sesiones nos visitó Kamal, joven marroquí de 15 años que amablemente respondió a todas nuestras preguntas. Su testimonio conmovedor nos ayudó, sin duda, a comprender mejor la dura realidad de otros chicos marroquíes de la misma edad.

5 comentarios:

Paola dijo...

Realmente fue una experiencia muy enriquecedora y a mi, personalmente, me abrió mucho los ojos sobre la realidad que se vive más allá de nuestras fronteras y me hizo darme cuenta de lo afortunados que somos al vivir en un país "libre" en el que podemos expresarnos de la forma que queramos y en el que podemos llegar a ser lo que nos propongamos sin los inconvenientes monetarios o de índole político.
Estas sesiones en las que David ha venido, muy amablemente, a nuestra clase de antropología a enseñarnos de manera directa la cruda realidad que se vive en el mundo nos debería servir para recapacitar y pensar que podemos ayudar más de lo que pensamos y que las cosas podrían ser muy diferentes si dejamos a un lado esos prejuicios que tiene mucha gente.
Además pudimos ver, a través del testimonio de Kamal que todavía hay gente en el mundo que ayuda como puede a las personas que lo necesitan de verdad... y se nota que ellos lo agradecen y que lo que los educadores y demás personal de APIC están haciendo por muchos niños inmigrantes es una gran labor para el futuro de los mismos.
Con esto no quiero decir que no supiese nada de este tema antes de que viniese David. En realidad TODOS conocemos la cruda realidad que se vive en la mayoría de los países del mundo, otra cosa bien distinta es que cerremos los ojos ante lo que no nos gusta ver...
En definitiva, que espero poder seguir conociendo a APIC, porque realmente me pareció una asociación con mucho que aportar y con la q muchos de nosotros podríamos colaborar.
Espero con impaciencia la merienda intercultural del día 22, creo que puede ser muy gratificante para todos!

P.D. También espero que Benito dejé hablar un poco más a David y a los chicos de la casa de acogida... :)

ana belén dijo...

para mi el taller que en varias sesiones nos ha impartido David, me ha resultado de gran interes, ya que nos a mostrado la realidad de muchas personas,una gran parte de estas personas son niños, los cuales se ven obligados a salir de su país de origen en el que estan mal viviendo para intentar llevar una vida mejor en el país al que emigran.Ellos piensan que al llegar aquí encontraran un país el cual le ofrece un trabajo una vivienda en resumidas cuentas una vida mejor, no obstante sus ilusiones se ven frustadas cuando llegan aqui y se encuentran con la cruda realidad,y se dan cuentan que todos sus esfuerzos por llegar al país que aparentaba ofrecerle un futuro prometedor han sido en vano.
una vez finalizado el taller David trajo un chico de su casa de acogida para que nos contara desde su propia experiencia como a vivido el tener que dejar su país para venir aqui y darse cuenta de que nada era lo que parecia.
Este chico solo llevaba aqui 5 meses pero tenía un dominio del idioma para tampoco tiempo bastante bueno.El dominar en tan poco tiempo el idioma del país al que llegan se debe al instinto de supervivencia ya que si desconocen el idioma no pueden desenvolverse en ese país.Otra de las cosas que me llamó la atención es la capacidad de esfuerzo que tienen estas personas y en este caso Camal ya que se veían las ganas de superarse a si mismo para poder conseguir un trabajo cuando terminará la formación que le estan dando.

Rosa y Paki dijo...

Esta visita nos ha "abierto los ojos" con respecto a la dura situación en la que se encuentran estos jóvenes inmigrantes que buscan una vida mejor aquí en España.
Nosotras ya conocíamos la situación por la que tienen que pasar durante su viaje y su estancia aquí, pero lo cierto es que hasta que no hemos tenido la visita de este joven marroquí,el cual también ha estado en estas circunstancias,no nos hemos dado cuenta de lo difícil que puede ser la integración de estas personas en una nueva cultura, y que además muchas de las personas de nuestro país, no los acepten e incluso deseen que ningún extranjero procedente del Sur, viva en España.
Kamal nos pareció un chico simpático, que se desenvuelve muy bien aquí aun llevando aquí tan solo unos meses, y que se siente bien entre nosotros y con los chicos de la casa de acogida en la que está.

Noelia dijo...

Para mí, el taller fue muy significativo, ya que llevaba tiempo intentando dar respuesta a una serie de preguntas que desconocía sobre los inmigrantes, como son: cómo vienen, por qué lo hacen, cómo viven en su país, etc. en fin, multitud de dudas que, entre Kamal (el chico marroquí que vino a contarnos su historia) y Fran (monitor del taller) me aclararon. A estas preguntas, cayendo incluso en la equivocación. Hubo dos cosas del taller que fueron las que mas me impactaron: La primera, cómo los chicos con trece y catorce años son capaces de jugarse la vida, ya no sólo viniendo debajo de un camión y arriesgándose a caerse, si no a pasar meses y meses esperando a poder montarse en un barco, sabiendo incluso que como lo pillen lo tiran al mar; y la segunda, como vivían los niños en Perú: trabajando desde los cinco años en canteras, sin nada que echarse a la boca...me pareció muy injusto, porque cuando ves eso te das cuenta que no valoramos toda la suerte que tenemos al vivir en un país como España.
Por otro lado, me gusto mucho poder conocer a Kamal, ver como hablaba nuestro idioma, saber que opinaba de España, saber cual era su manera de pensar, su manera de vestir, de desenvolverse… y tengo que decir que me sorprendió gratamente.
Espero tener la oportunidad de seguir conociendo la historia de los inmigrantes para poder cambiar, aunque sólo sea un poquito la idea prefabricada que tiene la gente sobre ellos y así ayudarlos para que, vayan donde vayan y vengan de donde vengan, todo el mundo los respete.

Israel dijo...

A mi me gusto mucho esta clase.

Todo lo que se hablo fue interesante y mas desde la perspectiva de este chico. No solo por el tema tratado sino tambien por la presencia del mismo que fue un soplo de aire a las clases normales (bueno, antropología en si es un soplo de brisa comparado con el resto de materias)

Por otra parte, quiero agradecer la visita desde aqui y desearle lo mejor David y a Kamal.